El andar a caballo a unos hace caballeros, a otros caballerizos.

– Miguel de Cervantes


 Descripción

La fotografía ecuestre es una forma de arte en sí misma, que exige del fotógrafo una preparación exhaustiva, tanto física como técnica. Los caballos son animales nobles y majestuosos, y retratarlos en todo su esplendor requiere de una sensibilidad especial.

Una sesión hípica necesita de una planificación muy cuidadosa, y de un trato diferenciado. Las posibilidades son inmensas.

Puede tratarse de retratar a los caballos en su entorno, en espacios abiertos, naturales y tranquilos, donde plasmar la relación del animal con su jinete.

También puede tratarse de una competición o exhibición ecuestre, donde buscáis inmortalizar los momentos estelares de vuestra demostración de talento. O bien queréis que capturemos vuestra maestría técnica en saltos o en doma.

En cualquiera de estos casos, adaptaremos el enfoque y las condiciones del reportaje a vuestras necesidades concretas. También ofrecemos la posibilidad de incluir un segundo fotógrafo para este tipo de sesión.

 We are willing to tell your story.

Let’s talk!